Seguinos por e-mail

29.12.09

Compartido es mejor - La Confirmación

Hola Quiero contarles la respuesta que recibí de la útima historia que escribí para ustedes. (si alguno no la pudo leer es la inmediata anterior a esta)
Normalmente no transcribo lo que me escriben pero cuando lo lean creo que comprenderán que vale la pena por lo emocionante de la situación.

Antes de dejarlos con el comentario, no dejen de buscar un buen vino, alguien con quien compartirlo y seguro que historias aparaecen., y entonces brindemos juntos.

He leído tus comentarios en tu blog de vinos y comidas y me han reconfortado por el sentimiento y por haber logrado que te mimetices con mis gustos.
La finca de la que hablás se llama " La Lucera " en homenaje a mis tres hijos Luisina, Cecilia y Ramiro.
Como vos bien describís" La Lucera" es un equilibrador de emociones, ya que cuando me encuentro por encima o por debajo del umbral de equilibrio, ese pedazo de tierra me posiciona en donde tengo que estar.
La mayoría de mis visitas a la finca concluyen con el brindis correspondiente y siempre acompañado por mi amigo Roberto, quien se encarga de ofrecerle en todos los casos una porción de su bebida a la "Pacha Mama " o madre tierra. De todas formas, la mayoría del contenido de las botellas nos homenajeamos nosotros y siempre tratamos de brindar con algún vino que nos reconforte . Habitualmente conseguimos elixires conocidos y "tapados" , que nos encargamos de encontrarles virtudes y obviar algunos defectos, en la mayoría de los casos producto del entorno en el que lo tomamos.
Me despido con un respetuoso abrazo y te comento que en algún momento te contaré el proyecto que ya está en ejecución , en donde hemos iniciado la construcción de una pequeña bodega que convertirá en vinos, las ocho hectáreas de uvas orgánicas . Por lo tanto en dos años mas podrás degustar buenas cantidades de malbec, con certificación de "orgánico", un nuevo concepto que se está metiendo en el gusto de la gente , que desea que no se altere el ecosistema

Rápido a buscar una botella, pero más rápido alguien para compartirla es un buen momento y disfruten. SALUD y Buenas Fiestas

21.11.09

Compartiéndolo es Mejor

Hace unos días tuve la oportunidad de conocer una bodega muy interesante, aunque quizá interesante sea una palabra que le queda corta, ya que por demás me gustó y me impresionó por lo bien armada desde lo estético y edilicio.

De la parte técnica, viñedos, producción y almacenamiento no hay nada que decir o hay mucho que decir, ya que sus normas y procedimientos son impecables y tecnológicamente es una de las bodegas más avanzadas de la Argentina, a tal punto que puede exportar a los países que mas conocen de vinos (digo Estados Unidos y Francia)

El nombre de esta impresionante bodega es “Fincas Patagónicas”; también conocida por el nombre de uno de sus vinos, “Tapiz”. Los viñedos están ubicados en el Valle de UCO, Tupungato, Ugarteche y Agrelo, y la vista del cerro, El Plata y el Volcán Tupungato le dan un marco espectacular a la bodega.

Me cuentan que el enólogo Fabián Valenzuela a quién aún no pude conocer, ha logrado llevar a los vinos de la bodega a un nivel que les ha hecho ganar mas de veinte premios internacionales, sin dejar de mantener su perfil de humildad y profesionalidad que según me cuenta siempre tuvo.

Ya me extendí en los datos de la bodega pero la historia principal es que esta bodega la conocí con Daniel, un amigo mendocino que me abrió su propio espacio de disfrute y a quien se lo voy a agradecer siempre.

Me llevó a su finca, un espacio de relax y descanso físico mental y del espíritu.

Tan agradable este espacio que me ofreció a probar un joven y fresquísimo vino de Tapiz, un Sauvignon Blanc, que acepté por cortesía, ya que los blancos no son mis predilectos. La gran sorpresa es que hubiera seguido probando de este vino mientras tuviéramos tiempo; agradable en boca, suave pero con cuerpo, con gusto a fruta bien definido, y cada sorbo invitaba a uno más.

Tan bueno resultó que soportó con largura un queso untado en aceite de oliva y ají molido una muy presente mortadela, de las de pulpería de campo eh, no de super, y no solo eso sino unas aceitunas de los olivares de mi amigo.

  • A esta altura ya contábamos con la presencia de Roberto un buen amigo de mi amigo que espero con el tiempo me permita participar de su amistad.
  • Tan bueno nos reultó el vino y la combinación, de comida y sobre todo la compañía que nos tomó el anochecer casi sin darnos cuenta entre historias y buenos momentos de silencio.
  • Agradecí a Dios por el momento y el entorno casi al mismo tiempo que Roberto agradecía a la madre tierra echando un poco del elixir que estábamos tomando sobre la tierra viva; pero esta; esta es otra historia.

Solo me resta decir que el Cabernet de Zolo y el Syrah de Tapiz son más que impecables. Te sugiero probarlos, los encontrás en bodegas de casi todo el País y sino escribíme contándome tu opinión de esta historia y te digo donde podés conseguirlo.

24.7.09

¿Lo bebemos ahora o en diez años?

La mayoría de los vinos que se comercializan en super y vinotecas son jóvenes, es decir el mismo año de la cosecha o el año siguiente de la misma; sin que tengan en su proceso tiempo de crianza
o guarda en la bodega.

Estos vinos tintos jóvenes son para tomar desde el momento que lo compramos hasta un máximo de unos seis a ocho meses, después de este tiempo en lugar de tomar un buen vino estaríamos jugando a la ruleta, podría estar bien o podría estar en muy malas condiciones, es por esto que es muy importante ver de que año es el vino al momento de comprarlo. Esta es una verdad técnica y teórica, pero al momento de comprar vinos de arriba de $15.- podemos jugarnos una fichita a probarlos con un año o dos desde la fecha de la cosecha, me he llevado muy gratas sorpresas, y está muy bien.

Estos vinos requieren una buena temperatura para gustarlos mucho más y saborear sus sabores, entre 16 y 18 ° y sino te invito a probar un vino joven tinto a temperatura ambiente (cuando hace 27° o más) y el mismo vino a temperatura de 18° seguro que te cambia la opinión entre tomas.

Los blancos y rosados del año más ligeros mantienen sus cualidades durante el año siguiente al de su cosecha y ofrecen más seguridad de disfrute en los primeros meses.
En los últimos años se están elaborando vinos jóvenes con un toque de barrica, que suele oscilar entre los 3 y 6 meses, los cuales pueden aguantar perfectamente un año más en botella.

Por otro lado encontramos vinos de “guarda”, que son de alta gama y un precio superior a los $50.- Estos vinos pasan durante una larga etapa de muy buena calidad, alrededor de cuatro años para aquellos vinos de crianza en roble, pero cada año tendrá características diferentes que sobresaldrán marcando las cualidades del vino.
Los vinos “Reserva”, donde el trabajo de selección de las uvas y la atención esmerada del enólogo, la limitación de la partida y la guarda a temperatura, luz y presión controlada, nos da un vino que se permite ocho o diez años de espera.

Finalmente los vinos “Gran Reserva” donde todo lo dicho en el reserva es válido y donde se exacerban los cuidados y la selección de las cepas, permiten obtener un vino que podemos esperar hasta quince años o más.
Por sus características diferenciales, los espumosos, cavas o champagnes (como te guste llamarlos) pertenecen al grupo de vinos de consumo inmediato.

Tan importante como la edad de un espumoso es la fecha del degüelle (que es el momento en que se elimina o separa las borras de la fermentación del vino) ya que desde ese instante sublime ya está listo para disfrutarlo, y esto es mejor antes que después, puesto que en adelante no ganará calidad ni buqué. Acordémonos que este vino como los blancos necesita ser bebido entre los 10 y 12°

Rápido o no según lo que tengamos en la copa lo bueno es disfrutarlo y si es con familia y amigos mucho mejor.

20.4.09

Nerviani siempre impecable

Hoy quiero proponerte una visita guiada a través de una bodega de muy buena relación precio calidad.

Bodegas Nerviani, no voy a hablar demasiado solo el inicio de lo que es la bodega, donde encontramos un ambiente cargado de historias, secretos y experiencias vividas celosamente guardados, invitándote a terminar la visita en http://www.nerviani.com.ar/esp/historia.php y después probá los vinos porque valen la pena.

Detrás de sus vinos está la familia . Don Antonio Nerviani llegó a la Argentina en 1884 desde su Italia natal, dedicándose a la venta y fabricación de cubas y toneles de roble.Este ramo del comercio lo trajo a Mendoza ,eligiendo las tierras de Maipú para instalarse ,no ya para negociar con cascos y cubas vacías sino para llenarlas del " Bon Vin ".

Guiado por el cielo límpido y un sol abundante y generoso adquirió sus primeras hectáreas en el distrito de Rusell, y en 1892 le vantó la Bodega .
Hoy, ese mismo escenario cumple 111 años. Aquellos primeros solares han sido replantados con varietales fino . Sus frutos son el reflejo de aquel audaz pionero, y es su descendencia directa quien prosigue su quehacer de bodeguero y vitivinicultor.

Acordate http://www.nerviani.com.ar/esp/historia.php para terminar

4.3.09

Aunque no brille puede ser un diamante

La semana pasada me regalaron un vino de la Bodega Catena Zapata, (sin duda que ya me resultó agradable porque es regalado).

Catena Zapata es una bodega que comienza a plantar viñedos a fin del Siglo XIX en Mendoza (algo de experiencia tendrán los niños)

El nombre del vino es Saint Felicien, la botella se presenta en un original estuche con forma de trapecio (se acuerdan de la escuela lo que era?), la botella trae en la etiqueta un sobre relieve con las iniciales SF que esmeran la presentación cuidando cada detalle.

Todo venía demasiado bien cuando descubro la cepa de la uva escrita en la etiqueta Cabernet – Merlot, ….. ay, ay, ay, un bivarietal (pensé para mí)… Todo lo bueno que había visto hasta ahora cayó por una pendiente de manera tan rápida que creí que todo el vino había manchado el piso.

¿¿¿Un Bivarietal??? Una bodega como Catena Zapata??? Los bivarietales no son para esconder la calidad de alguna cepa de menor jerarquía???

Un bivarietal???

Si me quedaba pensando en esto se me iban los deseos de degustar el vino y la hora de la comida.

Cabernet Sauvignon y Merlot…..

Me propuse leer la etiqueta que rezaba el siguiente párrafo …“Finalizado el período de fermentación, el corte pasó por barricas de roble un año”…

Roble para un vino de baja calidad no sería criterioso, por costos de la barrica (alrededor de 600 euros si es roble francés, U$S 800 si es roble americano) y un año de añejamiento supone mucho tiempo sin poder comercializarlo, algo sonaba extraño.

Comencé a ver el bivarietal con otros ojos.

Puse el Saint Felicien en un decantador y lo dejé para que expanda sus aromas, no sin previamente servir un poco en la copa para tener un antes y un después.

El previo lo dejo a su imaginación, para que no se aburran, pero el decantador vale la pena (a propósito tengo algunos a módicos precios jaja, no es verdad es solo una chanza), pero vale la pena decantar.

Dirían los enólogos, se percibe el aroma y gusto característico del Cabernet Sauvignon, especias y frutos oscuros, el Merlot expresa correctamente la mermelada de frutas y por supuesto el roble le da ese gusto tan especial a cuero y vainilla (algunas las percibí y otras no) pero lo que me pareció más importante es que este Saint Felicien es un vino agradable en aroma, imperdible al gusto y que deja esa necesidad de seguir bebiendo este “Bivarietal”. En resumen es un vino completo, complejo y equilibrado, por lo que si quien me lo regaló está leyendo, una botella es escaso regalo para la calidad del vino aunque fue suficiente regalo para mí.

22.1.09

Anochecer, Vino también en la noche.


Ayer tuve la posibilidad de participar de una cata a ciegas de vinos. Experiencia más que muy interesante, porque se pueden evaluar algunas características que permiten conocer la cepa de la que se trata y por otra parte si es un vino joven o un vino de guarda, (si es un vino para tomar “ayer” o un vino que mejora con el tiempo)


Uno de los vinos (probamos tres,...nada que ver, no piensen en el control de alcoholemia, se toma muy poquito en las catas…) uno de los vinos, produjo un efecto de esos que asombra, aún cuando estaba en medio de otros vinos de muy buena calidad.

Bodega desconocida para mi, Mariani, en el Valle de UCO Mendoza.
Este vino tiene algunas características que lo hacen diferente de otros desde el origen. Por ejemplo:


“La cosecha de las uvas con las que se produce se realiza de noche para que las uvas no estén sometidas al calor del sol en el momento de ser cortadas de la vid”.
“Reposa en barricas de Roble Francés durante ocho largos meses”
“Es un vino que se embotella sin haber sido filtrado”
“Sólo Malbec (100%), esto no sería diferencial de no ser porque en toda la bodega el único tipo de vid sembrada es Malbec




Todas estas características hacen que “Illun” así el nombre del vino (significa anochecer en dialecto vasco, me quedé con la pregunta de por qué vasco, quizá para la próxima), estas características decía hacen que el vino sea de muy buen cuerpo, aroma a flores y gusto agradable al primer contacto, que perdura muchísimo tiempo en boca, pero que sobre todo dan muchos deseos de seguir tomándolo hasta el final de la botella.


De cualquier manera lo más importante es que a mi me gustó, si te gusta el Malbec, vale la pena probarlo.


Ah, es un vino que tiene una relación precio calidad muy satisfactoria.
Les dejo una foto si lo prueban escriban sus opiniones.