Seguinos por e-mail

11.6.14

Una crítica de @josebahamonde que no tiene desperdicio

  • Mi desprecio a los restaurantes que marcan fuerte los vinos y no entienden que mientras más vino tome una mesa más felices se van los restaurados.
  • Mi maldición a los restaurantes que cobran "tarifa" por usar una copa mejor.
  • Mi simple enojo a los restaurantes que no mantienen los vinos a temperatura y cuando pedís una frapera te miran con mala cara.
  • Mis bendiciones a los sommeliers que luchan día a día con dueños de restaurantes poco sensibles.
nunca pude estar más de acuerdo con quien pelea por una buena atención en los restaurantes, la próxima una crítica a las cartas de vinos.

No hay comentarios: